Periodontitis
Causa Principal de la Caída de los Dientes

¿Qué es la Enfermedad Periodontal?
La enfermedad periodontal es una infección grave que destruye la encía y los tejidos que rodean al diente. Cuando la enfermedad se encuentra en un estado avanzado se ve afectado todo el soporte dentario, es decir, hueso, ligamento periodontal y cemento radicular ubicados alrededor del diente, estos se destruyen provocando paulatinamente la mobilidad y pérdida de los dientes.

Causas de la Enfermedad Periodontal
La principal causa es la formación de placa bacteriana, que si no es eliminada con la higiene dental diaria (cepillado, uso de hilo dental, etc.), ésta se endurece convirtiéndose en sarro o cálculos dentales.

El sarro duro y poroso permiten más adherencia de placa bacteriana, aumentando el tamaño de los cálculos dentales, los que con el tiempo ocupan los espacios entre los dientes, formando Bolsas Periodontales.

periodoncia

¿Qué son las Bolsas Periodontales?
Cuando los dientes y encías están sanos, el hueso y la encía se adaptan perfectamente alrededor de los dientes, dejando un pequeño surco en la unión con el diente.

La enfermedad periodontal provoca que el hueso y la encía de soporte se destruyan reabsorbiéndose hueso y despegándose la encía, dando lugar surcos más profundos entre los dientes, formando bolsas alrededor de ellos. Al no ser tratada la enfermedad, estas bolsas se hacen más grandes, formando espacios que permiten el crecimiento de bacterias, las que se extienden alrededor de los dientes, aumentando el riesgo de penetrar bajo la encía, lo que con el tiempo generará la pérdida de piezas dentarias.

Síntomas de la Periodontitis
- Encías sensibles, rojas e hinchadas.
- Sangrado de encías al cepillarse y limpiarse con hilo dental.
- Presencia de Sarro.
- Profundidad de Bolsas periodontales.
- Dientes con movilidad y que se separan.
- Mal aliento persistente

Factores de Riesgo:
- Fumar
- Mala higiene bucal
- Diabetes
- Desequilibrio hormonal
- Herencia genética

Evolución de la Enfermedad Periodontal
Las enfermedades de las encías se manifiestan inicialmente como una Gingivitis para luego convertirse en Periodontitis.

Gingivitis: La enfermedad se encuentra en su estado leve, se perciben las encías rojas e inflamadas, con sangramiento y con uno que otro calculo entre los dientes. Generalmente el paciente no muestra síntomas de molestia o incomodidad.

Periodontitis Leve: Al no tratar la Gingivitis, esta irá evolucionando en una Periodontitis Leve. En esta etapa, la enfermedad presenta encías claramente enrojecidas y abultadas, de fácil sangrado. La placa bacteriana ya se ha establecido y comienza a endurecerse en forma de sarro, invadiendo los surcos entre los dientes, provocando destrucción de los tejidos.

Periodontitis Moderada a Avanzada: En esta etapa, la enfermedad Periodontal se encuentra establecida. Hay presencia de halitosis o mal aliento, sangrado con mucha facilidad, bolsas periodontales, cálculos visibles y no visibles perceptibles con RX, defectos óseos importantes. Presenta un mayor nivel de destrucción irreversible, siendo evidente la movilidad y separación de los dientes. El paciente siente incomodidad, en especial por la sensación de movilidad de los dientes.

Evaluación del Paciente:
El especialista hará una evaluación del estado bucal del paciente, a través de la exploración física y de Radiografías, esto le permitirá determinar en qué estado se encuentra la enfermedad, y de esta forma implementar el tratamiento adecuado.

Las Radiografías son muy importantes en al diagnóstico de la enfermedad, ya que visualizan los defectos óseos y la magnitud de éstos, provocados por la enfermedad.

¿En qué consiste el Tratamiento?
La Gingivitis puede solucionarse con un tratamiento de limpieza dental realizada por el especialista, y el paciente puede mantenerla con un buen aseo diario de los dientes, controlando la placa bacteriana con un correcto cepillado y uso de hilo dental.

En caso de Periodontitis, donde la enfermedad ha formado bolsas periodontales profundas, podría ser necesaria una cirugía, la cual consiste:

En una primera sesión se prepara al paciente para la cirugía, realizando una remoción (detartraje) de la placa bacteriana, que se encuentra en la corona del diente. Se le enseña al paciente a llevar su control de la placa bacteriana, lo que permite minimizar el riesgo de infecciones y tiempo de cicatrización.

La cirugía consiste en eliminar los cálculos subgingivales de todas las caras de los dientes, luego se procede a tratar las bolsas periodontales, desprendiendo las sustancias adheridas a la raíz del diente.

El uso del Láser en Periodoncia tiene muchas ventajas tanto para el especialista como para el paciente:

- El láser posee un efecto bactericida, tiene poder de esterilización reduciendo al mínimo la infección.
- La cirugía es menos traumática para el paciente, que el método tradicional.
- Los procedimientos son más rápidos y en muchos casos no se necesita anestesia.
- No hay cortes ni desprendimiento de tejidos blandos.
- No requiere suturas.
- Se puede tratar la cavidad bucal por partes o bien toda la boca.
- No hay presencia de sangramiento.
- La remodelación Gingival tiene mejor pronóstico.
- El tiempo de recuperación es más rápido.

¿Cómo prevenir la Enfermedad Periodontal?
La forma más sencilla de prevenir la enfermedad Periodontal, es eliminando la Placa Bacteriana de sus dientes. Para ello, comience con una visita a su dentista para una limpieza profesional, luego de ella continúe la prevención en su hogar con una higiene bucal diaria, con un correcto cepillado de dientes y encías, uso diario de hilo dental o cepillos interdentales, es importante que además cepille su lengua, ya que en ella también se acumulan bacterias.

Los Niños también sufren problemas en las encías:

Enfermedades periodontales también están presentes en las encías de los niños, afectando lo que son en definitiva los soportes de los dientes, su causa radica en las bacterias que se encuentran en la placa dental, que la irritan y que si no son removidas forman una substancia porosa llamada SARRO.

GINGIVITIS: Es la más común en niños, causa inflamación y sangramiento, para su prevención y cura sólo basta el cepillado después de cada comida y consultar periódicamente a su dentista. El no tratamiento de este problema puede provocar serias enfermedades periodontales, porque las toxinas avanzan rápidamente invadiendo el hueso y el tejido que rodea al diente formando espacios o “bolsillos” con bacterias, que a la larga causan la caída de los dientes. ver más


linea Doctores
linea
Especialidades
linea
Tecnología
linea
Somos
linea
Ubicación
linea
Contáctenos
linea

Portada
linea

 

 

vineta
Volver a Temas