232015Dic
Verdades sobre la ortodoncia

Verdades sobre la ortodoncia

A menudo, los temores y herencias que nos ha entregado la sociedad, limitan nuestro poder de decisión frente a problemas de todo tipo, inclusive los bucales. El desarrollo de estos miedos, nos impide ver la verdad acerca de la ortodoncia y la completa red de beneficios que podemos conseguir para nuestra dentadura.

“No soy vanidoso. La ortodoncia sólo se preocupa por la estética”. Si alguna vez escuchaste una frase parecida, ten por seguro que no hay error más común. La ortodoncia nos ayuda a posicionar nuestros dientes en forma correcta, lo que puede evitar enfermedades periodontales, así como también calmar dolores producto de una mala mordida. Claro, una correcta posición ayudará en lo estético, pero es una consecuencia de una buena salud bucal.

Es común pensar que la ortodoncia se usa sólo para menores de edad, pero lo cierto es que no existe un límite de años para mejorar la dentadura. La salud de tus dientes está en constantes cambios, como cualquier parte de tu cuerpo. Es más, es una de las que tiene mayor exposición con los años, lo que puede repercutir en infecciones por malas posturas, e incluso provocar enfermedades en las encías, que pueden precipitar la caída de los dientes. Uno de los objetivos de Laserdent, es entregarte la mayor cantidad de información a tus inquietudes, pues se traducirán en confianza para tus dientes.

El mito sobre las comidas

Hay alimentos que, desde niños, escuchamos que debemos restringir durante un tratamiento de ortodoncia, como aquellos que le reportan a la dentadura mucha fuerza al morder (Caramelos, choclo natural, manzanas, etc.). La dieta de una persona que utiliza aparatos puede ser perfectamente normal, pero con el cuidado correcto y delicado. Un tratamiento de ortodoncia suele durar dieciocho meses. Sin embargo, el año siguiente los dientes están más blandos de lo normal y tienden a moverse.

Es muy importante tener cuidado de la ortodoncia ya que de lo contrario, los efectos del tratamiento se lo prolongaran. Debe evitarse también morder objetos duros como lapices, o las uñas. Si el corrector dental se daña, se prolongará el periodo de tratamiento.

Podemos llevar una vida perfectamente normal, e inclusive, apuntar a mejorar su calidad. No existe límite de edad ni restricción empírica que nos impida cuidar nuestra dentadura como corresponde. La correcta posición de nuestros dientes es cada vez más importante en el aspecto visual, médico y psicológico.