Cambios Hormonales: ¿Cómo afecta la salud bucodental de las mujeres?

3 abril, 2017

Diversos estudios han demostrado que los cambios hormonales que se producen en distintas etapas de la vida de una mujer, como también el uso de anticonceptivos orales, pueden afectar su salud bucodental.

Los problemas más recurrentes que obedecen a estos cambios hormonales son:

-La aparición de aftas en la cavidad oral

-Gingivitis

-Sequedad de la boca

-Problemas periodontales

Los cambios en los niveles de hormonas femeninas durante la pubertad, la menstruación, el embarazo y la menopausia exageran la manera en que las encías reaccionan a la placa bacteriana.

Es importante que, durante esas etapas, las mujeres sean especialmente cuidadosas con su higiene dental y con su visita al dentista, con el fin de prevenir la enfermedad periodontal.

Pubertad: En la pubertad pueden desarrollarse signos marcados de inflamación en las encías, sin un aumento claro en los niveles de placa bacteriana. Se denomina “gingivitis puberal” y está asociada a los incrementos de las hormonas sexuales, estrógenos y progesterona, que ocurren alrededor de los 12 años. Estos cambios hormonales producen un incremento de la circulación sanguínea en las encías, lo que favorece una respuesta inflamatoria exagerada a la acción de las bacterias, siendo habitual el sangrado.

Menstruación: En ocasiones la inflamación y el sangrado de las encías puede detectarse incluso unos días antes de la menstruación. Algunas mujeres encuentran que sus encías se inflaman y sangran durante sus períodos, mientras que otras experimentan herpes labiales o aftas. Estos síntomas suelen desaparecer cuando termina el período menstrual.

Embarazo: Muchas mujeres durante su embarazo experimentan gingivitis: cuando la placa dental se acumula en los dientes e irrita las encías. Los síntomas incluyen encías enrojecidas, inflamadas y sangrantes. Distintos estudios han demostrado que las mujeres embarazadas que padecen una enfermedad periodontal tiene mayor probabilidad de dar a luz bebés prematuros y de bajo peso al nacer.

Menopausia: Durante la menopausia se produce una caída en los niveles de estrógenos y progesterona. Con la menopausia aparece el adelgazamiento de la mucosa bucal, la recesión gingival, la sequedad bucal o la pérdida de hueso alveolar. Los síntomas bucales son: encías enrojecidas o inflamadas, dolor oral y malestar, sensación de ardor, sensaciones alteradas de gusto y sequedad en la boca.

Anticonceptivos orales: Los anticonceptivos orales están compuestos por hormonas sintéticas similares a los estrógenos y progesterona. Estas hormonas se asocian a un aumento de la inflamación de las encías (similar a la que ocurre durante el embarazo), que si se mantiene en el tiempo puede conducir a daños irreversibles en los tejidos que rodean y sujetan los dientes. Por ello, es recomendable que las mujeres que tomen anticonceptivos orales controlen sus encías con su dentista y periodoncista.

otras noticias

¿Cuáles son las ventajas de los implantes dentales?

9 enero, 2019

Los implantes dentales son un tratamiento efectivo para reemplazar los dientes perdidos y están diseñados para disimularse entre los otros dientes. Son una excelente opción a largo plazo para restaurar tu sonrisa. Los implantes dentales están hechos de titanio y […]

Leer más +

Combate la caída del cabello con mesoterapia capilar

7 diciembre, 2018

La mesoterapia es un tratamiento muy conocido por sus efectos contra la grasa corporal. Sin embargo, ahora esta técnica también se emplea para combatir la caída del cabello. Es ideal para aquellas personas que sufren los primeros signos de calvicie, que […]

Leer más +

¿Por qué nos salen manchas en los dientes?

7 diciembre, 2018

Una de las causas que hacen que muchas personas no se sientan cómodas con su sonrisa son las manchas en los dientes. Estas pueden aparecer por distintas razones, pueden ser de distintos colores y se pueden tratar. Cuáles son los tipos […]

Leer más +

Los distintos tratamientos de ortodoncia para niños y adolescentes

16 noviembre, 2018

Según la Asociación Americana de Ortodoncia, a los 7 años se aconseja evaluar a un niño con el ortodoncista. Si bien, normalmente los frenillos se instalan entre los 11 y 13 años, en algunos casos se recomienda tratar a niños […]

Leer más +