Despide los dientes de leche sin dolor

6 julio, 2015

El proceso de perder un diente de leche en los pequeños de alrededor de 6 años, puede convertirse en un período traumático, pues en este período los niños pierden sus 20 piezas de leche aproximadamente, que serán reemplazadas por 28 dientes nuevos permanentes.

En esta etapa los dientes permanentes de los pequeños comienzan a disolver las raíces de los dientes de leche al crecer por debajo. Cuando la raíz desaparece, los dientes de tu pequeño comienzan a aflojar. La idea es eliminarlo pero con el menor dolor y lagrimas posibles.

En general, desde que el diente comienza a moverse hasta su total desprendimiento pueden pasar meses, por lo cual los padres no sabemos qué hacer cuando este diente está suelto.

La recomendación de los odontólogos de Clínica de estética dental Laserdent es que los dientes de leche deben caerse solos, puesto que la presión que ejerce el nuevo diente, es el que se encarga de soltar el diente.

Pero, en la mayoría de los casos, los niños se sienten incómodos cuando el diente demora en desprenderse, ya que sufren dificultades para comer y en algunos casos, hablar.

Existen técnicas populares que muchos hemos usado, como usar una cuerda o tirar el diente con violencia, pero son incorrectas ya que pueden perjudicar seriamente los dientes nuevos.

Para saber cómo debes hacerlo acá te damos algunos consejos que te pueden ayudar:

1 – Si el pequeño se queja que le molesta el diente suelto, lo primero que debe hacer es lavarse las manos con agua y jabón y tocar el dientecito. Muévelo suavemente con el dedo para evaluar su grado de flojedad.

2 – Si el diente aún no está del todo flojo significa que no está listo para ser sacado. En este caso, lo mejor es explicarle al niño que tirar del diente en ese momento le podría causar sangrado y dolor. Lo mejor es esperar un poquito más.

3 – Si el diente luce bastante suelto, el padre o la madre evalúan que es hora de sacarlo, lo más indicado es ponerse una gasa alrededor del diente para tirarlo.

4- Sugiérele a tu hijo que mueva el diente con cuidado antes de girarlo para que no sienta ningún dolor asociado con el movimiento del diente.

5 – Luego de sacarle el diente, coloca un trozo limpio de gasa en el hueco de la boca del niño para detener cualquier sangrado y ayúdalo a enjuagarse la boca después de que deje de sangrar.

otras noticias

¿Cómo la diabetes puede afectar tus dientes y encías?

5 julio, 2019

Cuando una persona tiene diabetes, el nivel elevado de azúcar en la sangre puede afectar todo el organismo, incluso los dientes y las encías. Los riesgos a los que están expuestas las personas que tienen esta condición son: Caries: Mientras […]

Leer más +

Restauración dental: recupera tu sonrisa

13 junio, 2019

La restauración dental tiene como objetivo devolver al diente dañado la forma y la función perdidas mediante el uso de técnicas y materiales específicos. Generalmente se trata de rellenos con los que se tapa cualquier cavidad dental o de carillas y coronas […]

Leer más +

¿A qué se debe el mal aliento?

13 junio, 2019

El mal aliento, también conocido como halitosis, puede dar vergüenza y, en algunos casos, incluso causar ansiedad. Entre sus causas, se encuentran ciertos alimentos, enfermedades y hábitos. En muchos casos, puedes mejorar el mal aliento con una higiene dental adecuada […]

Leer más +

Las bebidas energéticas y el daño en el esmalte dental

10 mayo, 2019

Algunos alimentos pueden dañar los dientes de modo irreversible. Según un estudio publicado en EE UU, las bebidas energéticas afectan la dentadura, porque erosionan el esmalte dental. Una investigación de la Universidad de Illinois (EE UU), publicada en General Dentistry, […]

Leer más +