Extracción de dientes: cuando tu salud bucal lo necesita

5 noviembre, 2015

En algunos casos la extracción de un diente es la mejor solución para mantener tu boca saludable. La extracción de un diente retenido con frecuencia previene las infecciones y el daño a dientes adyacentes y al hueso, además de evitarte dolor en el futuro.

Por otra parte, las bacterias se pueden depositar alrededor de los dientes y pueden causar una infección, la que puede extenderse al hueso y transformarse en un trastorno de extrema gravedad.

Si tienes una carie que ha avanzado profundamente en el diente, o una infección ha destruido una porción importante del diente o el hueso que lo rodea, o si en tu boca no hay suficiente espacio para todos los dientes, eres un posible candidato (a) para extraerte un diente.

Previo a una extracción de un diente el odontólogo de Clínica de estética dental Laserdent estudiará tu caso y tus antecedentes médicos y tomará radiografías de tus piezas dentales, las que revelarán la longitud, la forma, la posición del diente y del hueso que lo rodea. A partir de esta información, el odontólogo estimará el grado de dificultad del procedimiento y decidirá si te deriva a un especialista llamado cirujano bucal.

Antes de la extracción, el odontólogo anestesiará la zona que rodea al diente. Para ello, utiliza una anestesia local que adormece la zona de la boca donde se llevará a cabo la extracción.

Luego de la extracción te debes preocupar de mantener la zona limpia para prevenir infecciones. El odontólogo te pedirá que muerdas suavemente un trozo de gasa estéril que debes mantener por un periodo de tiempo no muy largo para reducir la hemorragia mientras ocurre la coagulación.

Durante las siguientes 24 horas, no debe fumar, ni enjuagarte la boca vigorosamente ni limpiarte los dientes junto al sitio de la extracción.

En caso de dolor, que es lo más probable luego de una extracción, tu odontólogo te recomendará un analgésico. El día siguiente, el odontólogo te sugerirá que comiences a enjuagar suavemente la boca con agua tibia salada. En circunstancias normales, el malestar debe disminuir dentro de un período que oscila entre tres días y dos semanas después de la extracción.

 

otras noticias

¿Cómo la diabetes puede afectar tus dientes y encías?

5 julio, 2019

Cuando una persona tiene diabetes, el nivel elevado de azúcar en la sangre puede afectar todo el organismo, incluso los dientes y las encías. Los riesgos a los que están expuestas las personas que tienen esta condición son: Caries: Mientras […]

Leer más +

Restauración dental: recupera tu sonrisa

13 junio, 2019

La restauración dental tiene como objetivo devolver al diente dañado la forma y la función perdidas mediante el uso de técnicas y materiales específicos. Generalmente se trata de rellenos con los que se tapa cualquier cavidad dental o de carillas y coronas […]

Leer más +

¿A qué se debe el mal aliento?

13 junio, 2019

El mal aliento, también conocido como halitosis, puede dar vergüenza y, en algunos casos, incluso causar ansiedad. Entre sus causas, se encuentran ciertos alimentos, enfermedades y hábitos. En muchos casos, puedes mejorar el mal aliento con una higiene dental adecuada […]

Leer más +

Las bebidas energéticas y el daño en el esmalte dental

10 mayo, 2019

Algunos alimentos pueden dañar los dientes de modo irreversible. Según un estudio publicado en EE UU, las bebidas energéticas afectan la dentadura, porque erosionan el esmalte dental. Una investigación de la Universidad de Illinois (EE UU), publicada en General Dentistry, […]

Leer más +