La importancia de guardar los dientes de leche

3 abril, 2017

En los últimos años se han comprobado exitosos casos de tratamientos de enfermedades y regeneración de tejidos, gracias a las células madre. Aunque se tiene la creencia de que dichas células, sólo se encuentran en el cordón umbilical médula ósea, existe una opción más: los dientes de leche.

Gracias a los avances científicos, hoy existe la tecnología para extraer células madres desde la pulpa dental. Este tipo de células son capaces de regenerar todo tipo de tejidos, siendo utilizadas en terapia regenerativa.

Las células madre dentales tienen la posibilidad de ser utilizadas incluso por familiares del paciente y pueden llegar a tratar lesiones hepáticas, regenerar nuevas córneas, ayudar en cirugías reconstructivas y tratar problemas del corazón, entre otros padecimientos.

La terapia con células madre trata enfermedades reemplazando a las células enfermas y disfuncionales por células saludables y funcionales. La terapia con estas células puede ofrecer un remedio a condiciones tales como: Mal de Parkinson, Alzheimer, Diabetes, lesiones hepáticas, lesiones de médula espinal, Esclerosis Múltiple y enfermedades crónico degenerativas; Artritis y lesiones en las articulaciones, entre otras enfermedades.

Las células madres extraídas de un diente han tenido muy buenos resultados en la reconstrucción de dientes y de tejido periodontal. Son capaces de regenerar eficazmente el tejido óseo y la formación de dentina (parte interna del diente). Por eso, su uso es recomendado para pacientes que sufren de periimplantitis, enfermedad que provoca la pérdida del hueso.

Para obtener una pieza dental, que permita la extracción de células madres de su pulpa, es necesario acudir a un médico especializado en el área, para que pueda evaluar y extraer de forma estéril el diente.

Es importante conservar la muestra de la pulpa dental en un lugar especializado que preserve las células a través de la criopreservación y así puedan permanecer intactas para su futuro uso en tratamientos.

Si tu hijo ya pasó la etapa en que se le cayeron sus dientes de leche (aparecen generalmente a los 6 meses de edad y se caen entre los 6 y los 12 años) también se puede extraer las células madres de las muelas del juicio. La extracción, al igual que los dientes de leche, la debe hacer un dentista especializado en el tema y enviar las muestras al Banco de Células Madres.

otras noticias

¿Por qué los niños tienen bruxismo?

31 diciembre, 2019

El bruxismo es el hábito de apretar o rechinar los dientes de forma involuntaria y que se produce con mayor frecuencia en niños. El bruxismo se suele dar por la noche, en la primera parte del sueño de los niños. Su frecuencia es cada […]

Leer más +

¿Cómo tratar los diastemas dentales?

31 diciembre, 2019

Muchas personas presentan una separación entre los dientes que los dentistas llaman diastema. Los diastemas son especialmente frecuentes entre los dos incisivos centrales (Más conocidos como “paletas”), aunque pueden aparecer espacios entre cualquier par de dientes. Es muy común observar el […]

Leer más +

Recupera tus dientes con la cirugía de implantes

8 noviembre, 2019

La falta de piezas dentales es uno de los mayores problemas estéticos que puede sufrir una persona. Su pérdida puede ser suplida mediante una cirugía de implantes dentales: un procedimiento que reemplaza las raíces de los dientes con pernos metálicos […]

Leer más +

Rejuvenece tu rostro con los hilos mágicos

8 noviembre, 2019

La flacidez facial es un problema que preocupa a hombres y mujeres. Para eso existe un tratamiento de rejuvenecimiento facial que estimula los tejidos internos para reafirmar la piel: los hilos tensores, también conocidos como hilos. Rejuvenece tu rostro con […]

Leer más +