¿Qué son los hilos tensores?

2 octubre, 2015

Es el nuevo lifting que no necesita de cirugía. Son hilos polilácticos reabsorbibles que se colocan de manera subcutánea en el rostro y se anclan de manera de lograr estirar el óvalo facial. La composición de los hilos tensores proviene del mismo material con el que se hacen las suturas cardíacas. Este material provoca una estimulación de colágeno elástica que favorece la implantación.

Esta técnica fue desarrollada en 1999 por el investigador Georgiano Dr. Marlen Sulemanidze, quien junto a su hijo Dr. Georges Sulamanidze perfeccionaron este método no quirúrgico de rejuvenecimiento facial y que día a día tiene más adeptos por ser seguro, indoloro, de rápida aplicación y de resultados inmediatos sin dejar cicatrices.

 

otras noticias

¿Cuáles son las ventajas de los implantes dentales?

9 enero, 2019

Los implantes dentales son un tratamiento efectivo para reemplazar los dientes perdidos y están diseñados para disimularse entre los otros dientes. Son una excelente opción a largo plazo para restaurar tu sonrisa. Los implantes dentales están hechos de titanio y […]

Leer más +

Combate la caída del cabello con mesoterapia capilar

7 diciembre, 2018

La mesoterapia es un tratamiento muy conocido por sus efectos contra la grasa corporal. Sin embargo, ahora esta técnica también se emplea para combatir la caída del cabello. Es ideal para aquellas personas que sufren los primeros signos de calvicie, que […]

Leer más +

¿Por qué nos salen manchas en los dientes?

7 diciembre, 2018

Una de las causas que hacen que muchas personas no se sientan cómodas con su sonrisa son las manchas en los dientes. Estas pueden aparecer por distintas razones, pueden ser de distintos colores y se pueden tratar. Cuáles son los tipos […]

Leer más +

Los distintos tratamientos de ortodoncia para niños y adolescentes

16 noviembre, 2018

Según la Asociación Americana de Ortodoncia, a los 7 años se aconseja evaluar a un niño con el ortodoncista. Si bien, normalmente los frenillos se instalan entre los 11 y 13 años, en algunos casos se recomienda tratar a niños […]

Leer más +