Posts con la etiqueta ‘muelas del juicio’

¿Cuándo sacar las muelas del juicio?MENSAJE

Publicado el: agosto 11th, 2018 Por Lisset Mora Sin comentarios

Tu boca pasa por muchos cambios a lo largo de tu vida. Un acontecimiento importante que, generalmente, ocurre entre los 17 y 21 años es la aparición de los terceros molares, más conocidos como muelas del juicio.

Las muelas del juicio pueden causar problemas si no tienen suficiente espacio para emerger o si salen en una posición incorrecta, provocando que la comida quede atrapada o que las bacterias entren en las encías y produzcan infecciones. Asimismo, pueden causar dolor, hinchazón y rigidez en la mandíbula.

En general las muelas del juicio hay que quitarlas cuando existen pruebas de cambios en la boca como:

  • Dolor
  • Infección
  • Quistes
  • Tumores
  • Daño a los dientes adyacentes
  • Enfermedad de las encías
  • Caries (si no es posible o deseable restaurar la muela)

Antes de tomar una decisión, tu dentista examinará tu boca y te hará una radiografía.

Si aún no te has sacado las muelas del juicio, es importante seguir vigilándolas en tus visitas al dentista, debido a que todavía existe el potencial de desarrollar problemas más tarde.

El impacto de las muelas del juicio en tu bocaMENSAJE

Publicado el: marzo 12th, 2018 Por admin_lfi Sin comentarios

Tu boca pasa por muchos cambios a lo largo de la vida. Un acontecimiento importante, que generalmente tiene lugar entre los 17 y 21 años, es la aparición de los terceros molares, más conocidos como muelas del juicio.

Las muelas del juicio pueden causar problemas si no tienen suficiente espacio para emerger o si salen en una posición incorrecta. Si tu dentista te asegura que tus muelas del juicio están incrustadas, quiere decir que están atrapadas en tu mandíbula o debajo de tus encías.

¿Cuáles son los efectos de unas muelas del juicio en una posición incorrecta o sin el espacio adecuado para emerger?:

  • Si las muelas del juicio no están en la posición correcta, pueden dejar que la comida quede atrapada, quedando más susceptibles a generar caries.
  • Las muelas del juicio que han salido parcialmente pueden dar oportunidad a las bacterias de entrar en las encías e incitar infecciones, lo que puede causar dolor, hinchazón y rigidez en la mandíbula.
  • Las muelas del juicio que no tienen sitio para salir pueden causar que los dientes vecinos se apiñen o se dañen.
  • Una muela del juicio que está incrustada puede formar un quiste ahí o cerca de la muela impactada. Esto puede dañar las raíces de los dientes adyacentes o destruir el hueso que sujeta tus dientes.

En general las muelas del juicio hay que quitarlas cuando existe dolor, infección, quistes, tumores, daño en los dientes adyacentes o enfermedad de las encías.

Consulta con tu dentista, quien te dirá cuáles son los pasos a seguir, en caso de que tengas que sacar tus muelas del juicio.